El propósito de la práctica de asanas

Conferencia de Sharath Jois

यथा तृले रविः प्रत्यारेत्प्र
तृतीयङ
गस्थित योगी विकार सं हरेीत्युपनित्।।

yathā tṛtīyakāle tu raviḥ pratyāharetprabhām|
tṛtīyaṅgasthito yogī vikāraṁ manasaṁ haredītyupaniṣat|| 121

Similar al sol que retrae sus rayos durante el tercer momento del atardecer, un yogui en la tercera rama (asana) encontrará la calma. Yoga Chudamani Upanishad

Sharath lo explicó de la siguiente manera: el sol es radiante al amanecer, al mediodía intenso y severo, pero el sol al atardecer, cuando ya ha liberado toda su energía, es placentero y calmo. Es así como un yogui que encuentra la estabilidad en la práctica de asana (postura), remueve los disturbios mentales y encuentra la calma.

---

La mayoría de la gente comienza el recorrido del yoga mediante la práctica de asanas. Las asanas son la base para este camino espiritual, pero debemos ser cuidadosos, ya que el yoga se ha convertido en algo muy físico y esto es peligroso. Necesitamos entender que significa la práctica de asanas.

El yoga es como el sol, todos podemos obtener energía de él. Pero si no somos cuidadosos nos puede perjudicar. Si miramos directo al sol con binoculares vamos a quedar ciegos. El yoga sigue un sistema. Si nosotros seguimos un linaje de manera adecuada, cosas muy buenas van a ocurrir, pero si no, podemos dañarnos.

La práctica del yoga debe provenir desde un linaje, nadie se lo puede adjudicar.

La tercera rama del ashtanga yoga, es la práctica de asanas, la cual debe ser seguida de acuerdo a un método, evam parampara-praptam, guru-shishya parampara. Esto significa que un maestro es quien debe guiarnos por el recorrido. No hay libros que expliquen este método de manera adecuada. En los Yoga Sutras de Patanjali, solo en tres estrofas se hace mención a las asanas, pero no explican el método.

Sthirasukhamāsanam 2.46
Prayatnaśaithilyānatasamāpattibhyām 2.47

Tatō dvandvānabhighātaḥ 2.48

Al practicar de manera apropiada, calmamos la mente, logramos conectar nuestro cuerpo, mente y respiración. Una vez que encontramos la estabilidad, nada nos perturbará. Cuando logramos practicar ahimsa (la no violencia), satya (la verdad) va a llegar y no existirán los conflictos internos.

Si practicamos de manera rigurosa, vamos a experimentar cambios internos. Esto es muy importante. La mente y el cuerpo se abren y se hacen vastos. No nos quedamos estancados, somos capaces de dejar ir. El enojo, el apego, los celos, el egoísmo y el miedo no emergen. Seremos libres de todo.

Yoga es un concepto gracioso, muchas veces no sabemos lo que el yoga es. Yoga es lo que realizamos dentro de nosotros. Es como tomarle el gusto a una masala dosa. Tenemos que experimentarlo, comerla y saborearla y así descubrir, lentamente ir descubriendo a qué nos sabe.

Cuando practicas y logras encontrar foco, cuando logras deshacerte de todas las delusiones mentales, significa que el yoga esta ocurriendo dentro tuyo.

Las asanas vienen y van, eso no importa. Pero prayatna (el esfuerzo) tiene que estar siempre ahí, tal como el verdadero conocimiento está dentro de uno.

Entonces la practica sostenida traerá calma y estabilidad, no habrán vikarate (delusiones mentales por falta de entendimiento), nuestras mentes encontrarán la claridad y las otras ramas del ashtanga se harán más alcanzables.

 

La cita que utilizó Sharath proviene de los Upanishads. http://hatharaja.blogspot.in/2011/02/yoga-chudamani-upanishad.html